25-02-2017
Tel 973 64 18 19 · ajuntamentarres@terra.es
Esteu aquí: Inici El Municipi Historia

Historia

Continguts del llibre "ARRES un manantial de agua y una fuente de vida" de Santiago Temprado

Donde falta la cronología, falta la historia. Y Arres es cronología y tiene Historia. Una historia original, llena de tradiciones y anécdotas. Una historia vivida por muchos apellidos con raíces occitanas y aranesas que han dado fama y prestigio a familias ilustres y gloriosas: Condó, Castet, Pujó, Abella, Sarte, Pallás, Francinet, Piteu, Martinón, Carrera, Teixiné, Cabalé, Lecay, Sarroca, Papiol, Surrulla, Temprado, Torra, Pena, Campi, Barés, Camps, Garí, Queralt, Farré, Raynard, Papiol, Cruset, Sajust, Paula, Arnau, Cabré, Cano, Monge, Safont, Benet, Ventiré, Pauet, Pérez, Ríos, etc.

Esta es la verdadera historia de Arres, la vida y la obra de sus habitantes, la histo­ria de sus familias y de sus descendientes, la vida de sus moradas, de sus casas, de sus calles y plazas, de sus fuentes, de sus caminos y de sus bosques. La cronología y la his­toria de Arres están vinculadas a la historia y a la cronología de su monte, al Montlude.

Como no sería posible al hombre prescindir de su memoria para vivir, no le es posible a los pueblos prescindir de su historia y de su tradición. Es un contrasentido y una incongruencia los que pretenden, so pretexto de progreso o de modernidad, extirpar las tradiciones o suprimir el pasado. O lo que es lo mismo, pasar de eso, olvidarlo, desprestigiarlo o avergonzarse de las tradiciones y de las costumbres pasadas. Nadie puede reprimir ese invencible gesto de mirar un poco hacia atrás, hacia el pasado, por­que el presente se apoya en el pasado, y un delante supone un detrás que lo completa.

Arres es un Municipio que comprende los dos márgenes del rio Garona; a la derecha está toda la superficie del Montlude con los pueblos de Vilamós y Arres de Sos y Arres de Jos en su regazo y a la izquierda está Era Bordeta, que extiende una estrecha lanza que llega por encima de la Cabaña de Arres al Montagut, al Paso de Arres (2114), al Pico de Arres (2161) y al alto de la Trona de Arres (2054), en el límite fron­terizo con Cominges, por el Portillón.

Cuando el Portillón de Bossost abre sus compuertas de par en par, y suelta dejando libres todas las furias del aquilón, los vientos del Atlántico Norte se precipitan con un alud de densas nubes, tumultuosas y alborotadas como olas que chocan y se estrellan contra sí mismas, deshaciéndose en aguaceros y lluvias torrenciales.

La tormenta desencadena todo un espectáculo de movimientos y danzas por el espacio con ronquidos y bocinazos de truenos y estentóreos sonidos, seguidos de relámpagos y rayos que cortan los témpanos de la oscuridad. Los corpúsculos etéreos cargados de electricidad y agua empiezan a cristalizar en brillantes de granizo, de nieve o perlas de agua, formando gargantitas alargadas e interminables que forman los arro­yuelos que se deslizan por los caminos arcillosos y las hierbas de los prados. El retum­bar del eco de los truenos y el brillo de los relámpagos y rayos encienden y apagan el Montlude en una combinación psicodélica de una noche mágica, con la magia de Arres.

Accions del document

Buscar al web

© Ajuntament d'Arres | Telèfon 973 64 18 19 | email ajuntamentarres@terra.es
Carregant...